8.9 C
Madrid
viernes, 1 marzo 2024
Array

Iglesias dice que a Podemos le «encantaría» abstenerse, pero el PSOE-A tiene que aceptar sus condiciones

MÁS INFORMACIÓN

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que a Podemos le «encantaría» poder abstenerse para que la candidata a la Junta, la socialista Susana Díaz, sea investida como presidenta, porque no tiene «intención de bloqueo», pero que no lo harán a menos que los socialistas acepten sus tres condiciones. Ambos partidos volvieron a reunirse este martes pero no llegaron a ningún acuerdo de cara a la votación de investidura que se celebra este jueves.

Asimismo, Iglesias ha recalcado que las condiciones –marcha de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, no contratación con bancos que desahucien y reducción de altos cargos para volver a contratar personal educativo y sanitario– son «sencillas, no son de identidad de partido» y serían «beneficiosas para los andaluces».

«Si quiere ser presidenta ya sabe qué tiene que hacer, decirnos que sí», ha proseguido. Preguntado entonces si ese acuerdo podría llegar en junio –tras las elecciones municipales–, ha dicho que podría ser en cualquier momento: «En cuanto nos digan que sí actuaremos en consecuencia».

ELECCIONES 24M

Por otro lado, Pablo Iglesias ha dejado claro que, a diferencia del PSOE, él sí está dispuesto a negociar con todos los partidos que obtengan representación el 24M, incluidos el PP y Bildu, si es sobre «políticas que ayuden a los ciudadanos».

En el caso de Bildu, Iglesias ha recordado que para Podemos es «una condición» la condena del terrorismo, pero ha asegurado que dialogará «con todos los representantes de la voluntad popular porque los ciudadanos han decidido que estén ahí».

Y, sobre el PP y otros partidos, ha dicho que todo el que esté dispuesto a «trabajar por la gente y no por los privilegiados» podrá «pactar» con Podemos. «Algunos para estar en esas coordenadas tienen que dar un giro de 180 grados pero nosotros no somos sectarios», ha dicho.

Para Iglesias, el diálogo ente los partidos siempre es bueno, al margen de las diferencias políticas, y ha recalcado que él habla con todos, incluso con «relación personal de cordialidad», en el Parlamento Europeo, donde tiene un escaño.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora