13.6 C
Madrid
sábado, 13 abril 2024
Array

La preocupación por la independencia de Cataluña se duplicó en la Diada y aumenta la inmigración como problema

MÁS INFORMACIÓN

La inquietud por la corrupción cae 13 puntos y llega a su cifra más baja desde que estalló la ‘Gürtel’.

La preocupación por la independencia de Cataluña se duplicó en vísperas de la Diada y se colocó como sexto problema nacional en el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al mes de septiembre, que también refleja un nuevo aumento de la inquietud por la inmigración, que alcanza cotas de hace ocho años.

En concreto, las menciones a la independencia de Cataluña como uno de los principales problemas del país han pasado del 6,3% que registraron en julio hasta un 13% en la encuesta de septiembre, cuyo trabajo de campo empezó el día 1 de este mes y finalizó justo el 11 de septiembre, cuando se celebra la Diada.

El proceso soberanista catalán llegó a ser el segundo problema nacional en octubre del año pasado, coincidiendo con la celebración del referéndum ilegal del 1-O. Entonces, marcó un 29% de alusiones en el CIS, aunque después fue anotándose porcentajes más bajos. Pero entre julio y septiembre ha repuntado con una subida de casi siete puntos.

LA INMIGRACIÓN, COMO EN 2010

De su lado, la inmigración, que en julio irrumpió como quinto problema nacional con un 11,1%, se afianza en septiembre en esa plaza, pero ahora aparece en el 15,6% de los cuestionarios, alcanzando su cota más alta desde 2010.

La lista de problemas nacionales sigue encabezada por el paro, aunque las menciones al desempleo caen 3,6 puntos desde julio, hasta el 60,7%, su porcentaje más bajo desde el inicio de la crisis económica de 2008.

Y más aún –en concreto más de 13 puntos– descienden las alusiones a la corrupción que, no obstante, repite en la segunda plaza, con un 25,2%, su cifra más baja desde febrero de 2013, cuando estalló el ‘Caso Gürtel’.

A tan sólo cuatro décimas de la corrupción se sitúan los problemas económicos que, con un 24,8%, ascienden a la tercera posición desplazando a la cuarta la clase política, que baja tres puntos respecto a julio y figura en el 19,2% de las entrevistas.

LAS PENSIONES INQUIETAN MENOS

Tras la inmigración y la independencia de Cataluña, en la séptima plaza de la lista de problemas repite la sanidad con un 10,5%, seguida de la educación (8,4%), los problemas de índole social (8,3%), los relacionados con la calidad el empleo (8,1%) y las pensiones, cuyo porcentaje sigue cayendo y ahora está en un 7,7%, la mitad que en marzo, cuando eran la quinta inquietud de los españoles.

Sin embargo, las pensiones repiten como tercera preocupación personal (11,0%), en una lista de también lidera el paro (30%), seguido de los problemas económicos (22,4%). La cuarta plaza es para la sanidad, con un 10,2%, y la quinta para los problemas relacionados con la calidad de empleo (9,8%).

Respecto a la situación política, el 63,8% la califica como mala o muy mala, un porcentaje similar al de julio, mientras que solo un 4,5% la considera buena o muy buena. Para el 14,4% es mejor que hace un año, frente al 34,4% que juzga que ha empeorado. Y, con vistas a septiembre de 2019, el 15% confía en que mejore y casi el 25% augura que será al revés.

Por otra parte, el 6,2% elogia la situación económica, que es descalificada por el 49,1%; para el 18,8% ésta es mejor que hace doce meses frente al 24,2% que considera que ha empeorado, mientras que un 25,4% pronostica que va a ir a peor. Sólo un 17,6% confía en que mejore.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora