Facebook

Planas asegura que sigue «muy de cerca» la situación de los temporeros, que preocupa «particularmente»

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado este martes que el Ejecutivo está siguiendo «muy de cerca» la situación de los brotes de coronavirus entre trabajadores temporeros, algo que preocupa «particularmente» al Gobierno.

Así lo ha expresado Luis Planas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, al ser preguntado sobre si preocupan al Gobierno los brotes de Covid-19 entre trabajadores temporeros y si sería posible limitar su movilidad.

En este sentido, el ministro ha recordado que la semana pasada, junto al titular de Sanidad, Salvador Illa, mantuvo una reunión con once comunidades autónomas para compartir la información disponible al respecto.

«Es muy importante tener una radiografía exacta», ha declarado Planas, para después añadir que el Ejecutivo compartió con las CC.AA. la necesidad de trasladar a los empresarios que «se mantenga un máximo rigor en cuanto a las medidas de seguridad sanitaria».

En este contexto, el ministro ha destacado que de los focos de coronavirus identificados entre trabajadores temporeros, «excepcionalmente» el contagio ha tenido lugar en el centro de trabajo, y ha añadido que habitualmente se ha producido bien en el desplazamiento en el medio de transporte o en el alojamiento.

Por esta razón, se ha insistido a empresarios, CC.AA. y ayuntamientos en la necesidad de «proporcionar dignidad en el trabajo» y en el alojamiento de estos trabajadores, para «preservar su salud y también la del resto de los ciudadanos».

«Nos preocupa este tema particularmente», ha afirmado Planas, para después añadir que precisamente esta semana se celebrará una nueva reunión para coordinar la respuesta.

De esta forma, ha recordado que en el caso de estos trabajadores, «que además se desplazan por la geografía nacional», hay que efectuar un especial seguimiento y apoyo para evitar nuevos contagios y para que, donde sea necesario una cuarentena o aislamiento, «pueda hacerse en condiciones dignas y eficaces».

Sobre si el Gobierno está tratando con los empresarios del campo las condiciones de vida de estas personas, ha reconocido que hay situaciones de alojamientos «inaceptables desde el punto de vista de la dignidad humana».

Además, ha indicado que se trabaja para que, cuando no sean los empresarios los que faciliten el alojamiento y se conozca el lugar concreto donde se realizará una campaña, los ayuntamientos faciliten un lugar para residir «de forma digna» y no en condiciones de hacinamiento.