Facebook

El Govern descarta recuperar las tarjetas monedero para becas comedor

Opta por otras ayudas a la alimentación en verano y por repartir comida a domicilio en caso de rebrote.

El Govern ha descartado volver a habilitar las tarjetas monedero para alumnos en riesgo de exclusión social durante el verano o en caso de futuros confinamientos parciales, y ha defendido la utilidad de la medida únicamente durante los meses en que las escuelas y comedores estuvieron cerrados a causa de la epidemia del coronavirus.

Lo han explicado este martes los consellers de Educación y de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Josep Bargalló y Chakir El Homrani, en una comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlament solicitada por los partidos ante la cancelación del sistema el pasado 31 de julio.

El conseller Bargalló ha afirmado que la medida de las tarjetas monedero «ha llegado donde tenia que llegar y ha cumplido las expectativas que debía cumplir», y ha defendido que la Generalitat hizo más que otras comunidades y fue más allá de lo estipulado en el Real Decreto para garantizar la alimentación de los alumnos vulnerables.

Ha argumentado que la Generalitat no puede proseguir con el sistema durante el verano por motivos legales, ya que la medida se circunscribía al confinamiento, y ha afirmado que las tarjetas monedero no son el mejor sistema en caso de futuros confinamientos parciales, ya que pueden perderse o utilizarse incorrectamente.

«Las becas comedor solo tienen lógica mientras existe el curso escolar, y solo en aquellos centros donde hay comedor o donde éste no es gratuito», ha afirmado el conseller, que ha añadido que la Generalitat estaría cometiendo una ilegalidad si continuase ofreciendo tarjetas comedor una vez terminado el estado de alarma.

Como alternativa, Bargalló ha asegurado que en caso de futuros rebrotes y cuarentenas en centros o grupos de alumnos, se optará por un sistema diferente: «Si alguien debe cerrar a partir del 14 de septiembre priorizaremos hacer la comida en los comedores escolares y repartirla a las familias».

Por su parte, el conseller El Homrani ha explicado que para garantizar la alimentación a los menores vulnerables durante el verano, el Govern se ha planteado unas ayudas extraordinarias que en ningún caso deben entenderse como una «continuidad» de las becas comedor.

Ha defendido que gestionar estas ayudas desde el ámbito social es más eficiente, ya que «hay una parte de la pobreza donde no llegan las becas comedor» y ha explicado que los servicios sociales locales y comarcales podrán recuperar las ayudas extraordinarias durante agosto justificando los gastos al Govern, que devolverá el dinero mediante el contingencia para la Covid-19.

El Homrani ha remarcado que su Conselleria ha querido dar cobertura a las familias más vulnerables desde «diversos ámbitos», más allá de las tarjetas monedero, y ha recordado que se han destinado ayudas de 20 millones de euros para personas afectadas por la Covid-19 que no podían cobrar el paro y ayudas específicas de 7,5 millones de euros para los autónomos.