26.7 C
Madrid
martes, 17 mayo 2022

Bolaños acusa al PP de hacer el «ridículo» en Europa al sembrar dudas con la gestión de los fondos y le pide patriotismo

MÁS INFORMACIÓN

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha afirmado este jueves que el PP «hace el ridículo» en Europa al sembrar dudas sobre la gestión de los fondos europeos en España, y que nadie entiende que esté intentando boicotear su llegada. Al mismo tiempo, le ha pedido «patriotismo» en la imagen del país que traslada con sus declaraciones.

En una intervención en Nueva Economía Fórum, Bolaños ha señalado que al Gobierno le preocupa que desde el principal partido de la oposición se intenten generar dudas sobre un punto en el que España es «ejemplo europeo de gestión» y ha afirmado que es el único país que ha recibido fondos y el único que ha cumplido con los requisitos de la Comisión Europea, que «ha validado el cumplimiento», ha añadido.

«Sembrar dudas, es sembrar dudas a la gestión del Gobierno y de la Comisión», ha trasladado al PP, al que le ha pedido recapacitar «cuanto antes» para que los fondos se consoliden como una oportunidad de transformación. En ese sentido ha reclamado «patriotismo» al partido de Pablo Casado y ha subrayado que la imagen de España no es solo la que da el Gobierno sino también la que ellos proyectan.

UNA OPORTUNIDAD «GOBIERNE QUIEN GOBIERNE»

En esa misma línea ha asegurado que en las instituciones europeas «nadie entiende» lo que están haciendo con la intención de «boicotear». «En Europa están haciendo el ridículo», ha espetado.

Bolaños ha pedido respeto para los fondos europeos que ha calificado como una oportunidad «histórica» para transformar la economía y el tejido productivo, que no se puede desaprovechar «gobierne quien gobierne».

Finalmente, ha señalado que quien tenga la tentación de trabajar para que los fondos no lleguen está trabajando contra España y contra los intereses generales de la ciudadanía. Así, ha reiterado que deben se r conscientes de lo que suponen, una oportunidad para una «segunda transformación» como lo fueron los fondos de cohesión en los años ochenta.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora