33.9 C
Madrid
domingo, 7 agosto 2022

El robo de más de 6 gigas del teléfono de Marlaska se produjo entre el 7 y el 26 de junio

MÁS INFORMACIÓN

Coincide con la gestión por la crisis migratoria de Ceuta, una reunión con un alto cargo de EEUU y su apuesta a favor de los indultos del 1-O.

La extracción de más de 6 gigas de contenido del teléfono móvil del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se produjo mediante el programa Pegasus entre el 7 y el 26 de junio, coincidiendo con sus gestiones por la crisis por la entrada a Ceuta de miles de migrantes ante la pasividad de Marruecos, una reunión con el responsable de Seguridad Nacional de EEUU y también con sus declaraciones a favor de «asumir riesgos» en los indultos de los políticos independentistas condenados por el 1-O.

Según detallan a Europa Press fuentes gubernamentales, Grande-Marlaska ha entregado al Centro Criptológico Nacional (CCN), adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el único teléfono móvil que usa. Se trata del teléfono con medidas de seguridad reforzadas que le entregó –como al resto de miembros del Gobierno– el Departamento de Seguridad Nacional, dependiente del Ministerio de Presidencia.

Este móvil cuenta con un sistema de seguridad reforzado para la encriptación, cortafuegos y detectores de intrusión, algo que queda bajo la supervisión del CCN-CNI, por ser la institución encargada de la ciberseguridad de los teléfonos que usan las miembros del Ejecutivo.

Por tanto, es este teléfono de Grande-Marlaska el que se ha chequeado para detectar la intrusión con Pegasus, el programa israelí objeto de las críticas desde los partidos independentistas por el presunto espionaje a más de 60 personalidades a favor de la secesión de Cataluña, según el informe elaborado por Citizen Lab.

En el chequeo se ha usado un programa que se adquiere por los clientes de Pegasus que sirve para autoprotegerse de otros ataques con este mismo programa israelí.

Según han precisado fuentes del Gobierno, el terminal de Grande- Marlaska sufrió dos ataques en el mes de junio de 2021. En el primero de ellos le fueron sustraídos 4 megas y en el segundo un volumen mucho más importante de información, 6,3 gigas. El volumen de datos sustraídos al ministro del Interior es el más elevado de los conocidos hasta ahora, dado que a Sánchez le robaron 2,6 gigas y a la ministra de Defensa solo 9 megas.

AGENDA DE MARLASKA EN JUNIO DE 2021

La agenda pública de Grande-Marlaska entre el 7 y el 26 de junio recoge sus intervenciones tras la visita que realizó a Ceuta y Melilla con Pedro Sánchez para interesarse por la crisis migratoria con Marruecos del mes de mayo.

De esta forma, el día 9 Grande-Marlaska defendió en el Congreso la profesionalidad de los funcionarios que forman parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil tras criticar Vox que se permitiera una protesta en Ceuta contra la presencia del líder del partido, Santiago Abascal, lanzando consignas como «Alá es grande y Pedro Sánchez presidente».

También celebró una Junta de Seguridad en Madrid el 18 de junio con el consejero vasco Josu Erkoreka en la que adelantó su respaldó a los indultos a los líderes catalanes condenados por el Tribunal Supremo. «Si para eso hay que asumir riesgos, se asumen riesgos», señaló en referencia al perdón en una apuesta por la convivencia. Los indultos se aprobaron en el Consejo de Ministros del 22 de junio.

El 23 de junio, Grande-Marlaska recibió también en Madrid al secretario del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, Alejandro Mayorkas, el primer cargo de la Administración Biden que visitaba España de forma oficial.

Según explicó en rueda de prensa, el encuentro había servido para que ambos coincidieran en que la crisis de Ceuta «no fue una crisis migratoria», si bien en aquella ocasión el ministro del Interior evitó responder sobre el Sáhara en un contexto en el que Marruecos había criticado, además, el polémico viaje del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, para tratarse de COVID.

ATAQUE EXTERNO

Desde que estalló el escándalo, el Gobierno ha vinculado el uso de Pegasus a un «ataque externo», basándose para ello en los informes del Centro Criptológico Nacional sobre los móviles de Sánchez y Robles que pusieran de relieve que el dispositivo móvil del presidente del Gobierno fue infectado en dos ocasiones, el 19 de mayo de 2021 y el 31 de mayo de 2021, mientras que el de Robles sufrió el ataque en junio, según expuso en un auto el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama.

Se trata del juez que ha abierto una investigación por posibles delitos de descubrimiento y revelación de secretos a partir de la denuncia presentada por la Abogacía del Estado. En su auto aseguraba que en la actualidad los teléfonos de Sánchez y Robles «no presentaban indicadores conocidos de infección en curso de Pegasus».

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes en la que se han dado cuenta del relevo al frente del CNI, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha informado del ataque en el teléfono de Grande-Marlaska y del intento fallido contra el del ministro de Agricultura, Luis Planas.

En el resto de los terminales de los ministros «no existen infecciones compatibles con Pegasus», según Isabel Rodríguez, quien ha adelantado que el Gobierno pondrá en conocimiento de la Justicia el informe para ampliar denuncia que ya interpuso en la Audiencia Nacional por la infección de los móviles de Sánchez y Robles.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora