28.7 C
Madrid
martes, 4 octubre 2022

Feijóo dice que Sánchez será presidente «el tiempo que quiera Aragonès» y denuncia la «agenda oculta» de la reunión

MÁS INFORMACIÓN

Critica estos encuentros «bilaterales»: «Deben ser multilaterales porque los asuntos que afectan a todos se deben decidir entre todos».

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, considera que hay una «agenda oculta» en el orden del día de la reunión entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y ha avisado que el presidente del Gobierno estará en la Moncloa «el tiempo que quiera» Esquerra Republicana.

Así se ha pronunciado en declaraciones a los periodistas, tras clausurar las jornadas «Fortalecer Europa con una alternativa para la mayoría» que ha organizado el PP en el marco de los Cursos de Verano de El Escorial, justo a la misma hora en la que Sánchez y Aragonès estaban reunidos en el Palacio de la Moncloa.

Al ser preguntado expresamente cómo valora la reunión entre Sánchez y Aragonés, el jefe de la oposición ha señalado que no saben «exactamente de qué van a hablar» y, por tanto, «no es fácil hacer un pronunciamiento definitivo». «Es una agenda oculta», ha denunciado.

«ES EVIDENTE QUE EL GOBIERNO MÁS QUE NUNCA DEPENDE DE ERC»

Feijóo ha señalado que el presidente de la Generalitat había avanzado que quería hablar de «modificar el Código Penal y ha pronosticado que también habrá querido hablar en ese encuentro de «su proyecto soberanista».

Dicho esto, ha subrayado que el Debate sobre el estado de la Nación ha servido para «acreditar» que a Pedro Sánchez «no le interesaba la nación» sino su «coalición de Gobierno» con Podemos y su «coalición parlamentaria».

«Es evidente que el Gobierno más que nunca depende de ERC para prácticamente todo», ha enfatizado, para sentenciar: «Todo parece indicar que el presidente Sánchez va a ser presidente durante el tiempo que quiera el señor Aragonés».

El presidente de los ‘populares’ ha criticado este tipo de «reuniones bilaterales» entre Sánchez y Aragonès y ha afirmado que deberían ser encuentros «multilaterales porque los asuntos que afectan a todos se deben decidir entre todos». GAMARRA: CÓMO PUEDEN «BURLAR» LA JUSTICIA LOS «HUIDOS»

Poco antes se ha pronunciado sobre esa reunión la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, quien ha dado por sentado que el jefe del Ejecutivo y el presidente de la Generalitat iban a dedicar su encuentro a hablar de «autodeterminación y amnistía», así como del «modo en que pueden volver a España» y «burlar» la Justicia aquellos dirigentes independentistas que han «huido», como el expresidente Carles Puigdemont.

La ‘número dos’ del PP ha señalado que esta cita entre Sánchez y Aragonés «avanza en el deterioro de las instituciones y la debilidad de las mismas» porque, a su juicio, no se enmarca en la «lealtad» y la «normalidad democrática» porque encima de la mesa está «la autodeterminación y la amnistía».

Gamarra ha pronosticado que Sánchez y Aragonès «no harán públicas las conversaciones» de ese encuentro y los acuerdos a los que lleguen y ha insistido en que el presidente de la Generalitat ha dejado claro que quiere abordar la «autodeterminación y la amnistía».

Sin embargo, ha dicho que el PP estará «atento» a la hoja de ruta que se sigue en las próximas semanas porque «lo que está claro es que cuando el independentismo pide algo lo consigue». Así, ha recordado que con el llamado caso Pegasus sobre el espionaje «pidió la cabeza de la directora del CNI y la tuvo».

«Ahora lo que pide es que se burle el Estado de Derecho para que aquellos que intentaron dar un golpe de Estado en nuestro país y, por tanto, poner en jaque a nuestro Estado de Derecho y nuestro orden constitucional, se puedan salir con la suya sin ninguna consecuencia», ha enfatizado.

Así, ha señalado que ahora lo que se busca es una modificación del Código Penal sobre los delitos de sedición y rebelión para «evitar que se pueda aplicar el Código Penal como está en estos momentos y, por tanto, que el Estado de Derecho recaiga sobre ellos» y no tengan que cumplir sus penas.

En definitiva, ha proseguido Gamarra, lo que quieren es que les «salga gratis la aplicación del Estado de Derecho» a aquellos que lo «pusieron en jaque» a raíz de lo que sucedió en 1 de octubre de 2017 en Cataluña.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora