11.2 C
Madrid
martes, 27 septiembre 2022

Desalojados por el fuego de Vall d’Ebo regresan a sus casas reconfortados porque no han ardido los pueblos

MÁS INFORMACIÓN

La Policía de la Generalitat vigila los núcleos afectados y acompaña a los vecinos de la Vall de Gallinera en su vuelta a casa.

Los vecinos desalojados por el incendio forestal declarado el sábado en la Vall d’Ebo (Alicante) pueden regresar ya a sus casas y se muestran reconfortados, principalmente, porque los núcleos urbanos no han ardido. No obstante, también expresan su «tristeza» y «desolación» por la pérdida paisajística y medioambiental que ha causado el fuego a su paso por el pulmón verde de la provincia, según han señalado a Europa Press alcaldes de varias de estas localidades que tuvieron que ser evacuadas.

La Policía de la Generalitat ha estado vigilando las poblaciones afectadas en el entorno de la Vall d’Ebo, así como ha realizado inspecciones para poder acompañar a los vecinos de la Vall de la Gallinera que volvían a sus casas de forma «paulatina», tal y como ha informado el 112 GVA en redes sociales.

El regreso de los residentes a un hogar que se ha salvado de las llamas, pero que sobrevive rodeado de ceniza, se producirá de manera «escalonada» entre jueves y viernes y marcado principalmente por la incertidumbre, por lo que los alcaldes piden «calma» y «mucha cautela».

El alcalde de Tollos (El Comtat), Félix Frau, ha pedido a los vecinos y vecinas una vuelta «de manera tranquila porque pueden encontrar medios trabajando en carreteras y salidas». «Les pido precaución. El regreso se puede prolongar durante todo el día y mañana también», ha indicado.

Sobre las consecuencias, añade que es «pronto» para hacer una valoración «exacta», puesto que es «incalculable el daño paisajístico». «Sí es cierto que preservamos las casas y celebramos que el núcleo urbano no haya sido afectado. Hemos salvado el pueblo, eso es lo más importante», ha zanjado.

Por su parte, Ismael Molinés, alcalde de Benimassot (El Comtat), ha confirmado que el pueblo está «todo abierto» y que la situación está «estable». «Estamos aún refrescando la sierra, queda algún punto caliente pero no activo», ha precisado. Igualmente, ha remarcado que los vecinos «están todos contentos» por el regreso «pero también tristes»: «Cuando vean todo lo que hay, van a llorar aún más».

El regreso a los núcleos también se está realizando en municipios como la Vall de Alcalá y la Vall d’Ebo, en la Marina Alta, así como en Facheca y Famorca, en El Comtat.

Cruz Roja Alicante ha iniciado el desmontaje de los albergues provisionales de Pego y Muro d’Alcoi y este jueves se continuará con la reubicación de la población.

A primera hora, según el 112 GVA, han podido volver a sus viviendas los habitantes de la Vall de la Gallinera, pero todavía falta realojar otros municipios.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora