14.6 C
Madrid
jueves, 29 septiembre 2022

Podemos pide ya una reforma fiscal como prioridad en los PGE tras los «insultos» de las eléctricas al nuevo impuestos

MÁS INFORMACIÓN

Avisa al PSOE de que no encare el gasto militar como un «intercambio de cromos» para introducir otras mejoras en las cuentas públicas.

Podemos ha afirmado que los «insultos» y la posición «egoísta» de la banca y las eléctricas ante el nuevo impuesto extraordinario a sus beneficios debe impulsar al Gobierno a acometer ya una reforma fiscal completa, dentro del marco de la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023, donde apuesta también por medidas para que los funcionarios públicos no pierdan poder adquisitivo.

También ha redoblado su rechazo a elevar el gasto militar, que es una «prioridad» solo del PSOE, y advierte a su socio de no encarar el diseño de las cuentas como un «intercambio de cromos» a la hora de incluir partidas de mejora de los servicios públicos.

Así lo ha trasladado en una entrevista con Europa Press la secretaria de Acción Institucional de Podemos, María Teresa Pérez, para urgir también al desbloqueo definitivo, con el inicio del curso político, de la Ley de Vivienda o la derogación de la Ley Mordaza, además de impulsar la nueva Ley de Familias con una renta universal por crianza.

En materia fiscal, Pérez ha celebrado que el PSOE haya «aceptado» la propuesta de un impuesto extraordinario a la banca y las energéticas, al igual que el tope del gas como defendía su partido, porque es «intolerable» que aumenten sus beneficios mientras que la ciudadanía realiza un «esfuerzo muy importante» para soportar la crisis.

De esta forma, ha arremetido contra los directivos de grandes corporaciones que se han opuesto a este tributo y deslizan que están investigando fórmulas para «evadir y evitar» su pago, es decir, de «saltarse la ley». Es más, ha criticado que es una actitud «obscena, egoísta y antipatriota», un «insulto» a los españoles que «pagan religiosamente» sus impuestos.

Por tanto, la coportavoz de la formación ha alertado de que «esto no se puede permitir» y el Gobierno tiene que mandar un «mensaje claro» de que defiende el interés general de la mayoría frente a un 1% de privilegiados. Y en este sentido, ha disertado que ese impuesto extraordinario «no es suficiente» si quieren aprovechar la «oportunidad» de tener una reforma fiscal más amplia, que lleve a las grandes corporaciones a tributar al menos un 15% en lugar del 7%.

«Corregir esa desigualdad atroz es urgente y es nuestra obligación como Gobierno progresista», ha enfatizado Pérez para demandar un sistema fiscal «más justo», dado que ahora estas compañías pagan en proporción menos impuestos que las pymes, los autónomos y las rentas del trabajo.

Por otro lado, ha reivindicado que no van a parar hasta elevar el salario mínimo interprofesional (SMI) al 60% de la retribución media del país, dotar con 800 millones extra el sistema de cuidados estatales (dependencia y plan corresponsables), además de plantear en el Consejo de Ministros mejoras retributivas para los empleados públicos.

MENSAJE A ROBLES: «ESPAÑA NO ESTÁ EN GUERRA»

Respecto al asunto del gasto militar, que genera diferencias entre los socios de coalición, la corporavoz de Podemos ha subrayado que su posición es «clara» y que donde tiene que llegar España es a una inversión del 2% del PIB en diversas aspectos, como la I+D o en indicadores de ayudas sociales.

«Esta gasto militar es una prioridad del PSOE, no del Gobierno, y creemos que esa pretensión (de subirlo) no puede sumarse a la mesa de negociación presupuestaria a costa de otras, como pueda ser la sanidad», ha relatado para añadir que quieren que las tropas trabajen en las mejores condiciones posibles pero este debate no puede hacerse intentando un «intercambio de cromos ni aprobando inversiones a cosa de otras».

Cuestionada sobre las palabras de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que pidió a la formación morada olvidar prejuicios y arrimar el hombro, Pérez le ha instado a recordar que España «no está en guerra y no necesita más gasto armamentístico, sino aumentar la inversión social y redoblar, a nivel internacional, las vías diplomáticas para resolver la guerra de Ucrania.

También para el arranque del curso político, la dirigente de la formación morada ha urgido a derogar ya la Ley ‘Mordaza’, que no puede pasar «ni un minuto más» estando en vigor y supone una «vergüenza» que una norma del PP pensada para «acallar la protesta» lleve más tiempo aplicándose con el PSOE.

Del mismo modo se ha referido a la Ley de Vivienda, que la juventud espera como «agua de mayo» para mejorar la tasa de emancipación y poner límite a unos precios del alquiler que son «realmente abusivos». En ambos casos, ha llamado a culminar el diálogo con los aliados del bloque de investidura.

UP ES LA «GARANTÍA DE VIDA» DE LA COALICIÓN

En esta línea, ha dado la «bienvenida» al giro «progresista» del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Debate sobre el Estado de la Nación para establecer una hoja de ruta «valiente y ambiciosa», como demandaba Podemos. Eso sí, los Presupuestos deben consolidar ese nuevo rumbo.

Finalmente, ha destacado que el Ejecutivo ha reaccionado con «agilidad» a los retos de un curso político «complicado», marcado por el conflicto de Ucrania, y que han demostrado junto al bloque de investidura que han aportado «estabilidad» al país. De hecho, ha remachado que Unidas Podemos es la «garantía de vida» de la coalición y lo va a seguir siendo «hasta el final».

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora