13.7 C
Madrid
martes, 27 septiembre 2022

Ayuso desacredita la campaña de Igualdad y asemeja al «autoritario» Sánchez con el auténtico «hombre blandengue»

MÁS INFORMACIÓN

Achaca el bloqueo en la renovación del CGPJ a la necesidad del PSOE de «deslegitimar» la Justicia para que no sea «un freno» para Sánchez.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha desacreditado este sábado la campaña del Ministerio de Igualdad titulada ‘El hombre blandengue’ y ha resaltado que el «autoritario» jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, es el auténtico «hombre blandengue» porque no es capaz de «llenar de ilusión absolutamente nada en política», a pesar de que tiene «bajo su cuerda todas las instituciones» y «la propaganda».

En su intervención en la XXV Interparlamentaria del PP que se celebra en Toledo, Ayuso ha utilizado su discurso para recurrir a la campaña del Ministerio que dirige Irene Montero con las declaraciones que el cantante El Fary realizó en televisión en las que se refería al ‘hombre blandengue’. Según Igualdad, la iniciativa busca «poner en valor la gran evolución que se ha producido en la sociedad española en los últimos 40 años» y animar a los hombres «a seguir viviendo la masculinidad de una forma más comprometida, abierta y sana».

Ante Alberto Núñez Feijóo, más de 600 cargos del PP y los demás ‘barones’ territoriales, Ayuso ha centrado sus críticas en el jefe del Ejecutivo, que tiene «todas las instituciones bajo su cuerda y control», como el «CNI, el CIS, la televisión» y «la propaganda». «Cuando tienes todo bajo tu mano y no eres capaz de llenar de ilusión absolutamente nada en política, ¿quién es el hombre blandengue?», se ha preguntado.

Además, ha denunciado que el Gobierno ha gastado «158 millones en propaganda en 2022» para «intentar recordar que el presidente no se equivoca». «Tanto dinero para demostrar que son puro autoritarismo», ha proclamado, para añadir que ya sabrán «más adelante» cuando cuesta la «factura de la serie de Netflix» sobre la vida del presidente que se está rodando en Moncloa.

VE AL PROYECTO DE SÁNCHEZ «PURO AUTORITARISMO»

Ayuso ha lamentado que en el mundo vayan ganando los «totalitarios», llenando el mundo de «incertidumbre y miedo», y frente a ello ha presentado al PP como la formación de las «ganas», la «bravura» y la «alegría» a través de un proyecto «abierto» y «generoso».

Tras asegurar que el proyecto de Sánchez es «puro autoritarismo», ha dicho que ella quería hablar del «hombre blandengue», que es protagonista de esa campaña que «ha costado cerca de un millón de euros» para decir a los hombres «cómo ser más hombres».

Además, ha acusado a Sánchez de buscar «tensionar» a la sociedad. «Y siempre con lo mismo porque son autoritarios, chapuceros y porque no tienen motivo para llamar a las urnas con alegría, bravura y con ilusión, que es como a los españoles nos gustara hacer las cosas», ha resaltado.

Frente a un «PSOE que le gusta fomentar la miseria», Ayuso ha presentado al PP como el partido de «la alegría», la «apertura» y «la luz» porque quieren que los ciudadanos sean «libres» y tengan sus propios proyectos.

«EL PSOE NECESITA QUE NO SE CREA EN LA JUSTICIA»

En su discurso, Ayuso también ha hecho alusión también al bloqueo en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), considerando que el motivo de que no se llegue a un acuerdo es que el PSOE y Sánchez «necesitan que los ciudadanos no crean en la Justicia». Necesitan desacreditar este estamento por extremos como la condena a José Antonio Griñán por «la mayor trama de corrupción de la historia» o «los graves delitos» del procés, según ha dicho.

«Ellos necesitan que la Justicia no sea un freno que le recuerde a Pedro Sánchez dónde están los límites, pero ahora nos toca recuperar las instituciones y la dignidad», ha señalado la presidenta madrileña en la XXV Interparlamentaria, para recalcar que el Poder Judicial es lo último que queda por «colonizar» por el jefe del Ejecutivo.

A esto ha sumado que el proyecto del PSOE busca «desacreditar al adversario» porque no tienen «cómo llamar a las urnas con proyecto», ya que «no pueden generar ilusión» y por ello «deslegitiman» a la oposición. Buscan «bandos» para poder llamar a «los suyos» y así «perpetuarse» en el poder, ha dicho.

En su opinión, el mundo «se va empequeñeciendo, con menos libertad, donde ganan totalitarios, donde guerra, conflicto y desavenencias llenan al mundo de miedo», algo que también en España ocurre, «rompiendo conversaciones y proyectos». La alianza «no está de moda», ha criticado.

Frente a ello, ha hablado de «ganas y de bravura», las que «representan a todos los afiliados, simpatizantes y votantes del PP». «No me resigno a dejarme llevar por ello, muchas veces cuando se habla de alma liberal, lo importante es destacar es que no es solo una política, sino una forma de ver la vida», ha manifestado.

Por ello, entre democracias liberales «hay que apoyarse» y abogar por «defender un país abierto, generoso y alegre». Pero, para ello, ha proseguido, «lo que hace falta es defender» las creencias y estar dispuestos a pagar «la etapa del Sanchismo al frente de las instituciones».

MADRID, «OBJETO A BATIR Y MOLESTO»

Finalmente, ha criticado que su Gobierno regional en Madrid sea «objeto a batir y molesto» porque «no se pliega a las exigencias de Sánchez» y no le gusta «vivir con ningún tipo de imposición». «Vamos a emprender y no estamos dispuestos a que venga el PSOE y nos diga cómo tenemos que comer», ha manifestado.

«Ante los hombres blandengues, el partido de la vida, la alegría y la prosperidad ha venido para estar más fuerte que nunca y de la mano de Feijóo. Por muchos apagones que quieran provocarnos vamos a ser ese partido que dé alegría y que esté a la altura de ese gran país», ha concluido.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora