Facebook

Puigdemont se ve «preparado» para presidir un Estado catalán pero no es el único

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este viernes que se ve preparado para presidir un Estado independiente, pero cree que no es el «único» capacitado para ese reto.

Lo ha dicho en una entrevista en BTV realizada por un grupo de alumnos del colegio barcelonés Nou Patufet, que le han preguntado precisamente si está preparado para presidir una Cataluña independiente: «Yo creo que sí, pero no soy el único que está preparado».

Ha asegurado que Catalunya será independiente si así lo quiere la mayoría de los ciudadanos y ha confiado en que, sea él o no ese futuro presidente, los próximos jefes del Ejecutivo sean «siempre mejores que los precedentes».

DEFENSA

Preguntado por si Cataluña tendría ejército con la secesión, ha defendido tener «política de defensa nacional pero sin un ejército convencional» porque sale muy caro –entre otros motivos–, y ha asegurado que la última decisión la tendrán los ciudadanos en la elaboración de una constitución catalana.

Puigdemont ha dicho que esta política de defensa debe pasar, sobre todo, por tener «gente muy preparada para que pueda participar en el combate mundial» que a su juicio se disputa en el terreno de la ciberdelincuencia y del ciberterrorismo.

INVESTIDURA EN EL CONGRESO

No espera ninguna sorpresa en el debate de investidura de la tarde en el Congreso y cree que no habrá nuevo presidente este viernes, y ha cargado contra el presidente en funciones, Mariano Rajoy: «Lamento que no tenga nada que decir de que haya dos millones de personas que han votado tener un Estado independiente» en Cataluña.

No ha querido pronunciarse sobre qué partido prefiere que gobierne España, y ha insistido en criticar al líder del PP: «A veces dice insensateces y demasiadas veces no dice nada. Cuando le preguntamos cosas serias no dice nada».

MONARQUÍA: QUE DECIDA ESPAÑA

Puigdemont se ha definido como republicano y ha considerado que el futuro de la Monarquía lo deben decidir todos los españoles, sin contar entre ellos a los catalanes: «Los otros países –España– tienen capacidad de decidir».

Para señalar el nivel de asentamiento de la figura del Rey, ha constatado que los partidos que ganan las elecciones en España son monárquicos, pero espera que, si dejara de pasar, «se respetaría la voluntad de los españoles».

«Los sistemas políticos los decide la gente», ha concluido Puigdemont, una premisa que le vale tanto para el futuro de la Monarquía en España como para asegurar que, si los catalanes lo desean, Cataluña será algún día independiente.

También ha asegurado que Cataluña no tiene otro camino que la secesión: «No tenemos otra alternativa si queremos garantizar progreso, bienestar y justicia. El modelo actual nos lleva a una acelerada decadencia».