15.9 C
Madrid
viernes, 24 mayo 2024
Array

Arrimadas, preocupada por que el PSOE «vuelva a las andadas» y defienda derecho de autodeterminación en Cataluña

MÁS INFORMACIÓN

Ha echado de menos que el presidente del Gobierno combata las «dinámicas de victimismo y enfrentamiento territorial».

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha afirmado este lunes que le preocupa que el PSOE «vuelva a las andadas» y acabe defendiendo el derecho de autodeterminación en Cataluña, algo que, a su juicio, sería un error.

Durante un desayuno informativo de Europa Press, Arrimadas ha dicho que no le inquietan las conversaciones que puedan mantener el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech. «Me preocupan las decisiones y las votaciones en los parlamentos», ha añadido.

La presidenta del grupo parlamentario de C’s en el Parlamento catalán ha indicado que ha costado «mucho trabajo» conseguir que el PSOE se comprometa con «la unión de los españoles» poniendo por escrito –en el acuerdo de legislatura firmado con el partido de Albert Rivera– que «no va a dar apoyo a referendos de autodeterminación».

«Me preocupa que el PSOE vuelva a las andadas» y «volviera a cometer el mismo error de defender referendos de autodeterminación», ha admitido antes de recordar que el PSC tenía ese planteamiento «hasta hace muy poquito». A su juicio, los socialistas deben tener claro el principio de la unión de España y defenderlo sin «indefición o complejos».

RESOLUCIÓN DE LA CUP

Sobre la situación política actual en Cataluña y la hoja de ruta de los partidos independentistas, Arrimadas ha dicho que cuando se traspasan ciertas líneas hay que actuar judicialmente, porque las instituciones, también la Generalitat y el Parlament, deben «cumplir las resoluciones de los tribunales».

Por eso se ha mostrado partidaria de dar «todos los pasos judiciales para declarar inconstitucional» la resolución de la CUP que podría votarse esta semana en la Cámara autonómica. En el texto se reitera la vigencia de a moción del pasado 9 de noviembre, sobre la ruptura de Cataluña con el resto de España, y se reclama que los Mossos d’Esquadra no ejecuten los requerimientos de la Audiencia Nacional contra el proceso independentista.

La dirigente de C’s ha recordado que ya se hizo un apercibimiento para que no se desarrollase lo que establece la moción del 9N y, por ese motivo, «quien se salte la ley sabe que habrá consecuencias». A su entender, la resolución de la CUP es «una llamada clarísima a la desobediencia».

FRENTE AL INDEPENDENTISMO, «HACER POLÍTICA»

Pero, paralelamente, Arrimadas considera que para hacer frente al independentismo también «hay que hacer política», explicando a los catalanes por qué les «perjudican» las actuaciones de la Generalitat y defendiendo a esa «mayoría» que no está de acuerdo con la hoja de ruta trazada.

«Yo he echado de menos, como ciudadana de Cataluña, que el presidente de España venga a Catauña y empiece a dialogar» y a intentar «romper determinadas dinámicas de victimismo y enfrentamiento territorial», ha manifestado.

Según la diputada regional, «esa labor se ha dejado de hacer y por eso se ha llegado a la situación actual». Asimismo, ha reclamado un gobierno central que «tenga clara la unión de los españoles» y que aplique un proyecto reformista que seduzca también a los catalanes.

PUIGDEMONT PLANTEA UN DESAFÍO «REAL»

Preguntada sobre el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha dicho que, si bien mantiene con él una relación «más cordial» que la que tenía con su predecesor en el cargo, Artur Mas, al final «la política de fondo no ha cambiado mucho» ya que los dos están «obsesionados» con la independencia.

En este sentido, ha restado importancia a las declaraciones de Puigdemont en una entrevista en la que afirma que no pretende «saltar al vacío». Arrimadas ha dicho que al final lo que cuenta es que quieren llevar a cabo su hoja de ruta, que «contempla la declaración de independencia» y que la legalidad española deje de aplicarse en Cataluña.

«Intentarán suavizar el mensaje o reconducir la situación», pero «las cosas que se han hecho son muy graves y el desafío es real», de manera que «un giro dialéctico en una entrevista no va a cambiar nada», ha concluido.

Sobre la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la posibilidad de que pase a primera línea de la política, ha dicho que sería una «buena noticia» para los partidos independentistas. Pero «estoy convencida de que los votantes de Podemos en el resto de España no están de acuerdo con eso», ha añadido.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora