26.2 C
Madrid
domingo, 3 julio 2022

Feijóo y Ayuso coinciden en sus «ganas de ser útiles» a España pero exhiben estilos diferentes al confrontar con Sánchez

MÁS INFORMACIÓN

El líder del PP pide centrarse en la economía y Ayuso cree que deben defender principios sin dejar a la «izquierda colonizar problemas».

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han coincidido este sábado en mostrar sus «ganas de ser útiles» a España, pero han exhibido estilos distintos al confrontar con el Gobierno de Pedro Sánchez. Mientras que el primero ha defendido centrarse en la economía y no entrar en los «debates estériles» del Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos, la dirigente madrileña ha pedido defender principios e ideas, sin dejar que «la izquierda colonice problemas y pervierta hasta las palabras».

Los dos estilos se han visualizado en sus respectivos discursos en la clausura del XVII congreso del PP de Madrid, que se ha celebrado en Ifema, en el que Ayuso ha sido coronada presidenta del partido con el 99,12% de los votos, por encima del 98,35% que logró Feijóo en el congreso de Sevilla del 1 y 2 de abril, una ventaja en «un punto» que él mismo ha recordado en su discurso.

Feijóo ha asegurado que es «evidente» que Isabel y él son personas «distintas», pertenecen a «generaciones distintas» y tienen «formaciones y trayectorias distintas». Incluso ha bromeado asegurando que él viene de tierras altas, donde hay «más kilómetros de costa que en Madrid», y ella del centro de la meseta» donde hoy hay 37 grados.

«Pero lo cierto y verdad, bromas aparte, los dos queremos lo mismo. Creemos que en la política se viene a servir y no a servirse. Los dos creemos que las instituciones deben de contribuir a la mejora de la economía, la cohesión social y el bienestar de los ciudadanos», ha manifestado.

«LOS DOS TENEMOS GANAS DE SERVIR A NUESTRO PAÍS»

Feijóo ha vuelto a poner el acento en lo que les une porque los dos creen en la España de «la honradez, el talento y el emprendimiento». «En definitiva, los dos tenemos ganas, ganas de servir a nuestro país. Y eso es lo fundamental de la política, tener ganas de servir siendo útiles a nuestro país», ha aseverado.

Dicho esto, el presidente de los ‘populares’ ha defendido ante Ayuso y el PP madrileño centrarse en la economía y lo que preocupa a los ciudadanos, sin entrar en las «cortinas de humo» y los «debates estériles» que pone encima de la mesa el Gobierno de Pedro Sánchez, al que considera el «menos preparado, más débil y más dividido» de la democracia.

Feijóo ha afirmado que él ha venido al PP para «mejorar el país, su política, su economía y sus instituciones» y ha advertido que hasta el CIS recoge que los principales problemas que preocupan a la gente son la crisis y el paro. Por eso, ha dejado claro que «a eso es a lo que se van a dedicar» en el PP hasta que abran las urnas.

AYUSO: «EL PP HA DE DEJAR SU SELLO, EL DE SUS IDEAS»

En su discurso, Ayuso ha sido fiel a su estilo y ha entrado en el cuerpo a cuerpo contra el Gobierno de Pedro Sánchez, al que ha calificado como «totalitario» y el «menos leal a los españoles», y ha sostenido que en el centro derecha están obligados a defender «principios e ideas» y a enfrentarse «al populismo, al comunismo, a las tiranías» y «a corregir a los señores la izquierda» que imponen cómo hay que sentirse y sobre todo dan a las mujeres «lecciones de política».

«El centro derecha no puede dejar que la izquierda colonice problemas y pervierta hasta las palabras y pasar después a arreglar después la economía mientras se asientan las transformaciones ideológicas de la izquierda», ha reivindicado al presidenta, quien ha señalado que el PP «ha de dejar su sello, el de sus convicciones e ideas en la construcción y la defensa de la realidad».

A pesar de las diferencias en el discurso, Ayuso ha reivindicado que el PP es «el partido de Alberto Núñez Feijóo». «Gracias, presidente, gracias por tu confianza, porque esto es posible gracias a ti. Te honra el paso que has dado. Yo no me puedo ni imaginar lo que es despojarme de un proyecto como es el de la Presidencia de un Gobierno como el de la Comunidad de Madrid, con todo lo que he puesto en ello, y dar un paso para estar hoy al frente de toda España», ha manifestado.

«NO SOMOS UN PUZZLE»

La presidenta ha hecho hincapié en que Feijóo y ella son «compañeros», a pesar de que «ahora hay una jerarquía», y ha recordado que han compartido serlo «durante los momentos más difíciles de la pandemia» donde han «peleado como titanes». Así, se ha comprometido a, desde Madrid, no fallarle. «Que me diga Dios qué hay que hacer en esta vida, para darlo todo para que pronto llegues al Gobierno de España», ha lanzado.

La líder del PP madrileño ha incidido en que luego dirán que «hay choque entre un mensaje y otro» o hablarán de lo que «ha querido decir ella o lo que ha querido decir él», y como no hay «choque de nada» hablarán de «choque de estilos».

PONE A SU DISPOSICIÓN AL «EQUIPO DE TABERNARIOS»

«Podrán intentar buscar fricciones, lógico, esto es política… divisiones… Nosotros no somos puzzles, somos piezas que formamos esta gran familia del PP y tú vas a ser el presidente del Gobierno. Madrid es la retaguardia. Madrid es la España con ganas», ha subrayado.

Asimismo, la dirigente regional ha reivindicado que «Madrid es el Gobierno, que todos los españoles se están perdiendo hasta que el PP vuelva a La Moncloa». «Será tu momento y tendrás a este equipo de tabernarios, a estos españoles con ganas a tu entera disposición, presidente. Y, por último, presidente, lo vamos a hacer como siempre hacemos todo en esta comunidad, con ganas. Vamos a conseguirlo con ganas. Vamos a ganar con ganas, porque tenemos ganas de ganar», ha concluido.

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora