17.9 C
Madrid
viernes, 17 septiembre 2021

Junts propone sentar a la mesa con Pedro Sánchez a dos expresos indultados por el Gobierno, Sánchez y Turull

MÁS INFORMACIÓN

Plantea también que acudan Puigneró y Nogueras y traslada la propuesta a Aragonés para que el Govern los ratifique.

La Ejecutiva de Junts ha acordado proponer a dos expresos del procés indultados por el Gobierno para que se sienten mañana en la mesa de diálogo con Pedro Sánchez, en el encuentro que se celebrará en Barcelona. Se trata del secretario general de Junts, Jordi Sánchez y del vicepresidente del partido y exconsejero Jordi Turull. Junto con ellos, quiere enviar a la mesa de negociación al vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró; y a la Portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras.

Así lo ha anunciado Junts en un comunicado este martes, y ahora el partido trasladará su propuesta de nombres al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, para que el Govern los ratifique.

Está previsto que en el Consejo Ejecutivo de este martes se elijan los nombres que acudirán a la mesa de diálogo, que se celebrará este miércoles en Barcelona.

Todo ello después de que Junts advirtiera de que no anunciarían los nombres que propondrían hasta que el presidente del Gobierno corroborara su presencia, hasta el punto de que el lunes reclamaron al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que no asistiera si Sánchez no iba.

Esta estrategia contrasta con la de ERC, que hace días que anunció que enviarían a la mesa a la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, y al conseller de Empresa, Roger Torrent, todos ellos miembros del Ejecutivo catalán.

Sin embargo, Junts son los únicos actores que apuestan por llevar a la mesa de diálogo entre gobiernos a miembros que no son del Govern, y sentará frente a Sánchez y los ministros del PSOE a dos de los dirigentes políticos que fueron encarcelados por impulsar el 1-O, Jordi Sànchez y Jordi Turull.

ERC y Junts ya han manifestado sus diferencias sobre la mesa de diálogo: para los primeros es la estrategia principal para desencallar el conflicto político en Cataluña, mientras que los de Carles Puigdemont siempre se han mostrado críticos con este espacio, pese a que siguen participando en él.

A falta de un día para que se celebre la mesa de diálogo, falta saber aún el orden del día y si se abordará, como piden los independentistas, el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía, cuestiones a las que el Ejecutivo central se opone.

MARGEN DE NEGOCIACIÓN

Sánchez recordó el lunes en una entrevista en TVE que los predecesores de Aragonès, Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra, abordaron con el presidente del Gobierno de turno 45 puntos que desde la Generalitat se exigía abordar, y Sánchez ha defendido que hay margen de negociación en ese sentido: «44 tienen una respuesta afirmativa, y solo uno negativo, que es el referéndum».

Con todo, el presidente del Ejecutivo recordó que el acuerdo para iniciar esta mesa incluye que la solución que emane de la misma deberá ser refrendada por los catalanes, pero advirtió de que solo se someterá a votación un acuerdo entre las partes: «No podemos trasladar a la ciudadanía un desacuerdo».

Está previsto que ambos presidentes mantengan un encuentro previo al de las delegaciones, es decir, el mismo miércoles habrá dos reuniones: primero la de los dos dirigentes y después la de sus equipos, la de la mesa de diálogo como tal, y está por ver si Sánchez participará de los dos espacios.

- Publicidad -

MÁS INFORMACIÓN

- Publicidad -
- Publicidad -

Última hora